Dr. Hernan J. Rabaza | Cirujano Plástico

Juramento 1902, 1er piso
Belgrano, C.A.B.A.

(011) 4784 - 5137
Ozonoterapia

¿Qué es la ozonoterapia?

La Ozonoterapia es la utilización del ozono como recurso terapéutico en la medicina. El ozono es un gas formado por tres átomos de oxígeno, que tiene un efecto terapéutico muy amplio y eficaz en el organismo. Cuando introducimos ozono en el organismo, se produce una primera reacción química llamada ozonolisis que desencadena una serie de reacciones metabólicas cuyos productos finales son los que realmente generan los efectos beneficiosos.

De esta manera la ozonoterapia:
  • Disminuye el estrés oxidativo.
  • Estimula el sistema inmunológico.
  • Mejora el metabolismo del oxigeno.
  • Es analgésico y antiinflamatorio.
  • Es un poderoso anti-infeccioso.

Son estas propiedades, las que hacen que la ozonoterapia sea una terapéutica aplicable a numerosas enfermedades, obteniendo excelentes resultados.

El primer reporte sobre la aplicación práctica del ozono, debido a su poderoso efecto antimicrobiano, fue en 1860 al utilizarlo en la potabilización de las Aguas Municipales del Principado de Mónaco. Fue luego en el año 1915, durante la primera guerra mundial, cuando el Dr. Wolf comenzó a aplicarlo como bactericida sobre las heridas de los soldados alemanes, obteniendo con ello resultados excelentes. Es desde entonces que el uso de la Ozonoterapia se viene difundiendo cada vez más alrededor del mundo, con sostenido desarrollo, investigación y rigurosidad científica.

Vías de Administración

En todos los casos, se trata de la administración de Ozono (O3) que se incluye en un flujo de Oxígeno Medicinal (O2) en una concentración muy pequeña (entre un 3,0% a un 5,0% de O3 en O2). Existe una dosis óptima, fundamental para conseguir la máxima efectividad.

Indicaciones y efectos

Debido a las características de este gas, las indicaciones de la ozonoterapia son muy amplias y se puede aplicar para diversas patologías, tiene propiedades analgésicas, antiinflamatorias, antisépticas, modula el estrés oxidativo , mejora la circulación periférica y la oxigenación tisular.

¿Cómo se aplica?

El tratamiento con Ozonoterapia solo debe ser aplicado por profesionales médicos, con un buen manejo de las técnicas. En ningún caso se deben atender a pacientes que no cuenten con los estudios diagnósticos adecuados, preferentemente: Resonancia Nuclear Magnética, análisis clínicos y otros que el medico considere necesario para lograr un diagnóstico certero.
El modo de aplicación varía según el criterio del profesional y se realiza en función de la afección de cada paciente. A lo largo del tratamiento se puede modificar la concentración y el modo de aplicación de Ozono, que no siempre es la misma, pues el efecto biológico que produce en el organismo cambia de acuerdo a la cantidad del producto inyectado.
Una sesión de ozonoterapia consiste en la inserción de una aguja muy fina en la zona a tratar, a nivel paravertebral, previa desinfección de la misma, pudiendo generar un dolor muy leve en el momento de penetrar. Si así ocurriera luego de un lapso breve de tiempo desaparece; de todos modos, para evitar la incomodidad del pinchazo, se aplica un aerosol frío en la zona a tratar; esto raramente puede dejar pequeñas huellas en piel y que no reviste importancia, más que en el aspecto estético.
Las agujas que se utilizan deben ser nuevas, estériles y totalmente desechables para evitar el riesgo de contagio de enfermedades.
En todos los casos se administra una mezcla de oxígeno y ozono inyectada en los músculos paravertebrales, aquellos que están a los lados de la columna vertebral y en otras ocasiones, dentro de ella, con métodos un poco mas complejo ya que se debe realizar bajo tomografía computada.
Se realizan un promedio de 8 sesiones que pueden variar entre 6 o 10, de acuerdo a la evolución del enfermo; como el Ozono no es remedio, en las primeras sesiones no se experimentan grandes mejorías, algo que se percibe una vez finalizado y mejor aun, unos 45 días posteriores de finalizado el tratamiento.
Estadísticamente, a nivel internacional, el índice de mejoría es de un 80% y un 20 % en los que no se obtienen resultados positivos, en estos casos se recurre a tratamientos complementarios que se determinaran en cada caso, incluyendo la indicación quirúrgica.
La ozonoterapia no tiene incompatibilidad con otros tratamientos y en ningún caso reemplaza una cirugía programada o de urgencia, ni los procedimientos médicos que hayan sido catalogados como prioritarios en el tratamiento de un paciente.

La información contenida en esta página en ningún caso puede ni pretende sustituir la información proporcionada individualmente por el Dr. Rabaza durante la consulta y tratamiento. En caso de dudas por favor consulte con el Dr. quien le proporcionara las aclaraciones pertinentes a su caso particular.